AnaAutorAna
RatingDificultadPrincipiante

Hay pocos platos más sencillos y saludables que la escalivada, qué, como pasa con el pisto tiene sus distintas versiones a lo largo de toda la geografía nacional. Yo lo voy a preparar como lo he comido en Catalunya pero por supuesto, aquí cada uno puede darle su toque personal.

El plato consiste en usa serie de verduras asadas, cortadas en tiras y aliñadas con aceite de oliva y sal que se sirven sobre una buena tosta de pan Pagés , sobre una coca, acompañándose de bacalao ahumado o anchoas, atún. Es, en cualquier caso, un plato bajo en calorías y alto en fibra, vitaminas y minerales, que nunca está de más en una dieta equilibrada y saludable.

 

Productos6 Servings
Tiempo de preparación5 minsTiempo de cocción50 minsTiempo Total55 mins
1

Primero calentamos el horno a 220º. Mientras tanto, engrasamos una bandeja alta de horno y las verduras en cuestión pintándolas con un pincel. También las pinchamos para evitar que exploten con el calor y suelten sus jugos en la bandeja.

2

Colocamos todos los ingredientes en la bandeja a excepción de la cebolla y el tomate, que como se hacen en menor tiempo de momento los dejamos fuera.
Introducimos en el horno y horneamos durante 20 minutos.

3

Transcurridos los 20 minutos damos la vuelta a las verduras y añadimos los tomates cortados en mitades.
Volvemos a introducir en el horno durante 30 minutos dándole vuelta a la verdura para que no se queme y se ase uniformemente.

4

Pasado ese tiempo, sacamos del horno y dejamos enfriar después de comprobar que todas las piezas están asadas. Dependiendo del tamaño de las verduras el tiempo de horneado puede variar.

5

Pelamos las verduras: quitamos la piel y semillas a los pimientos, berenjenas y tomates.

6

Loncheamos todos los ingredientes y presentamos en una bandeja. Aliñamos con sal, abundante aceite y pimienta al gusto.

Sugerencia de presentación: tradicionalmente la escalivada se hace en la brasa, y se ofrece bien como plato único o como guarnición de carnes a la brasa, o acompañadas de salazones como el bacalao, las anchoas… etc, etc.
Un truco, con lo que os sobre podéis hacer una deliciosa pizza vegetal o una ensalada con legumbres cocidas, es muy socorrido y se conserva muy bien en el frigorífico.

Ingredientes

Instrucciones

1

Primero calentamos el horno a 220º. Mientras tanto, engrasamos una bandeja alta de horno y las verduras en cuestión pintándolas con un pincel. También las pinchamos para evitar que exploten con el calor y suelten sus jugos en la bandeja.

2

Colocamos todos los ingredientes en la bandeja a excepción de la cebolla y el tomate, que como se hacen en menor tiempo de momento los dejamos fuera.
Introducimos en el horno y horneamos durante 20 minutos.

3

Transcurridos los 20 minutos damos la vuelta a las verduras y añadimos los tomates cortados en mitades.
Volvemos a introducir en el horno durante 30 minutos dándole vuelta a la verdura para que no se queme y se ase uniformemente.

4

Pasado ese tiempo, sacamos del horno y dejamos enfriar después de comprobar que todas las piezas están asadas. Dependiendo del tamaño de las verduras el tiempo de horneado puede variar.

5

Pelamos las verduras: quitamos la piel y semillas a los pimientos, berenjenas y tomates.

6

Loncheamos todos los ingredientes y presentamos en una bandeja. Aliñamos con sal, abundante aceite y pimienta al gusto.

Sugerencia de presentación: tradicionalmente la escalivada se hace en la brasa, y se ofrece bien como plato único o como guarnición de carnes a la brasa, o acompañadas de salazones como el bacalao, las anchoas… etc, etc.
Un truco, con lo que os sobre podéis hacer una deliciosa pizza vegetal o una ensalada con legumbres cocidas, es muy socorrido y se conserva muy bien en el frigorífico.

Escalivada catalana