CheloAutorChelo
RatingDificultadPrincipiante

Las torrijas, son un delicioso manjar, que ha pasado de generación en generación, y que a día de hoy sigue siendo el dulce por excelencia de la Semana Santa. Están elaboradas de forma sencilla y con ingredientes naturales consiguiendo un bocado delicioso. 

Es una receta de aprovechamiento ya que se utiliza rebanadas de pan del día anterior, mojadas en leche, pasadas por huevo y  endulzadas  con azúcar y canela…  el resultado es un manjar digno de los Dioses.

 

 

Productos3 Servings
Tiempo de preparación10 minsTiempo de cocción10 minsTiempo Total20 mins
1

Ponemos un cazo al fuego, le añadimos azúcar, leche, cascara de naranja y limón, un palo de canela en rama, y un sobre de azúcar avainillada (opcional).
Lo llevamos a ebullición y antes que se derrame bajamos el fuego al mínimo y lo mantenemos así unos 5 minutos para que se macere.

2

Transcurrido ese tiempo, colaremos la leche y dejaremos que enfríe mientras cortamos las rebanadas de pan de 1 cm. de grosor aproximadamente.

3

Bañamos las rebanadas en la leche macerada, que se empapen pero no demasiado, para que no se rompan al rebozarlas y las dejamos reposar. A continuación, batimos los huevos y empezamos a rebozar.

4

Ponemos al fuego una sartén con abundante aceite, una vez caliente pasamos la rebanada por el huevo batido, y las vamos friendo hasta que estén doradas por ambas partes, a fuego moderado.

5

Las sacamos de la sartén y las ponemos en una bandeja.

6

Mezclaremos azúcar y canela en polvo en un recipiente y las iremos pasando para endulzarlas envolviéndolas en la mezcla.
Finalmente las decoraremos con canela en rama o las cascaras de naranja.

Ingredientes

Instrucciones

1

Ponemos un cazo al fuego, le añadimos azúcar, leche, cascara de naranja y limón, un palo de canela en rama, y un sobre de azúcar avainillada (opcional).
Lo llevamos a ebullición y antes que se derrame bajamos el fuego al mínimo y lo mantenemos así unos 5 minutos para que se macere.

2

Transcurrido ese tiempo, colaremos la leche y dejaremos que enfríe mientras cortamos las rebanadas de pan de 1 cm. de grosor aproximadamente.

3

Bañamos las rebanadas en la leche macerada, que se empapen pero no demasiado, para que no se rompan al rebozarlas y las dejamos reposar. A continuación, batimos los huevos y empezamos a rebozar.

4

Ponemos al fuego una sartén con abundante aceite, una vez caliente pasamos la rebanada por el huevo batido, y las vamos friendo hasta que estén doradas por ambas partes, a fuego moderado.

5

Las sacamos de la sartén y las ponemos en una bandeja.

6

Mezclaremos azúcar y canela en polvo en un recipiente y las iremos pasando para endulzarlas envolviéndolas en la mezcla.
Finalmente las decoraremos con canela en rama o las cascaras de naranja.

Torrijas caseras