CheloAutorChelo
RatingDificultadPrincipiante

El pudin de pan es una receta perfecta de aprovechamiento que nos ayudará a dar uso a ese pan que se nos queda duro de un día para otro y que como veréis se puede convertir en un delicioso y sencillo postre que gusta a niños y mayores, golosos y no tan golosos.

 

Productos1 Serving
Tiempo de preparación20 minsTiempo de cocción1 hrTiempo Total1 hr 20 mins
1

Ponemos medio litro de leche en un cazo, a fuego medio, añadimos las cascaras de naranja, la canela y el azúcar y removemos.

2

Cuando la leche empiece a hervir la retiramos del fuego, antes que se derrame, y la dejamos reposar durante 5 minutos para que la leche se impregne bien con los sabores.

3

En un bol grande, batimos bien los huevos, le añadimos la leche aromatizada, (que colaremos previamente).

4

Iremos añadiendo también el pan, removiendo hasta que se esponje bien.

5

Usamos un molde rectangular, lo caramelizaremos bien por la base y las paredes. Iremos volcando la mezcla dentro del molde.

6

Calentamos el horno a 200º, mientras cubrimos el molde con papel de aluminio y lo introducimos dentro de una bandeja con agua.

7

Cuando el horno alcance la temperatura señalada procederemos a introducir el molde en el horno durante unos 60 minutos para cocer lentamente al “baño maría”.

8

Pasado ese tiempo, ya está listo. Observamos que se ha cuajado. Lo dejamos enfriar durante cuatro horas, desmoldamos y decoramos con cáscara de naranja o ramita de canela.

Ingredientes

Instrucciones

1

Ponemos medio litro de leche en un cazo, a fuego medio, añadimos las cascaras de naranja, la canela y el azúcar y removemos.

2

Cuando la leche empiece a hervir la retiramos del fuego, antes que se derrame, y la dejamos reposar durante 5 minutos para que la leche se impregne bien con los sabores.

3

En un bol grande, batimos bien los huevos, le añadimos la leche aromatizada, (que colaremos previamente).

4

Iremos añadiendo también el pan, removiendo hasta que se esponje bien.

5

Usamos un molde rectangular, lo caramelizaremos bien por la base y las paredes. Iremos volcando la mezcla dentro del molde.

6

Calentamos el horno a 200º, mientras cubrimos el molde con papel de aluminio y lo introducimos dentro de una bandeja con agua.

7

Cuando el horno alcance la temperatura señalada procederemos a introducir el molde en el horno durante unos 60 minutos para cocer lentamente al “baño maría”.

8

Pasado ese tiempo, ya está listo. Observamos que se ha cuajado. Lo dejamos enfriar durante cuatro horas, desmoldamos y decoramos con cáscara de naranja o ramita de canela.

Puding casero de pan