AutorAna
RatingDificultadPrincipiante

Esta receta llena de sabor y de aroma os ayudará a romper con la monotonía y os trasladará a exóticos lugares viajando, al menos con el paladar.

Lo cierto es que se trata de una receta sencilla. La original India es bastante más laboriosa y lleva muchos más ingredientes además de las especias, que se suelen preparar en el momento lo cual lo hace más complicado de preparar. Esta que hoy os propongo está adaptada a nuestro paladar occidental.

De fácil elaboración, he simplificado tanto los ingredientes como el tiempo de elaboración. Es una receta que cocino a menudo para mis amigos y que a todos gusta. A mí me gusta la mezcla de curry Madrás que contiene entre otras especias: cilantro, comino, cúrcuma, sal, hinojo, lentejas rojas, chile en polvo, hojas de laurel, fenogreco en polvo, canela, ajo, clavo. Es de un picor medio. Si tenéis preferencia por otra, se puede sustituir una mezcla por otra, sin problema.

Si la van a comer los niños, la hago más suave, poniendo menos curry.

Productos5 Servings
Tiempo de preparación10 minsTiempo de cocción15 minsTiempo Total25 mins
Ingredientes
1

En primer lugar picamos muy fino la cebolla y la rehogaos con el aceite de oliva el tiempo necesario para que la cebolla se dore ( alrededor de 5 minutos). Remover y controlar para evitar que esta se queme.

2

Mientras la cebolla se fríe troceamos las dos pechugas de pollo en daditos. Las salamos y cuando la cebolla esté en su punto, le añadimos el pollo.

3

Doramos el pollo durante 7 minutos hasta que se vea cocinado.
Al mismo tiempo ponemos a hervir una olla con agua y sal para cocer el arroz.

4

Ponemos a hervir el arroz, elegimos un arroz de grano largo común que necesita de entre 10 minutosde cocción. Si optáis por un arroz Basmati o Jazmín comprobad el tiempo de cocción que probablemente sea algo superior.

5

Cuando el pollo esté dorado le añadimos las 3 cucharadas de curry Madrás espolvoreándolas sobre el pollo, removemos durante 2 minutos.

6

Abrimos la lata de leche de coco y le añadimos la cucharadita de azúcar. La removemos y echamos sobre el pollo. Bajamos el fuego y removemos cuidadosamente para que los sabores de las especias, la cebolla y el pollo liguen con la leche de coco.

7

Apartamos el curry y cuando el arroz esté cocido lo pasamos brevemente por el grifo para retirar el almidón y parar el proceso de cocción.
La receta estaría terminada, lo presentamos sirviendo el arroz a modo de guarnición con el curry a un lado.
Sugerencia: queda también muy rico añadiéndole además del pollo alguna fruta deshidratada como piña, láminas de coco o uvas pasas justo cuando le añadimos las especias al pollo. Aconsejo hidratarlas previamente sumergiéndolas en agua tibia durante unos veinte minutos antes de su uso. El curry quedará más dulce y colorido.

Ingredientes

Ingredientes

Instrucciones

1

En primer lugar picamos muy fino la cebolla y la rehogaos con el aceite de oliva el tiempo necesario para que la cebolla se dore ( alrededor de 5 minutos). Remover y controlar para evitar que esta se queme.

2

Mientras la cebolla se fríe troceamos las dos pechugas de pollo en daditos. Las salamos y cuando la cebolla esté en su punto, le añadimos el pollo.

3

Doramos el pollo durante 7 minutos hasta que se vea cocinado.
Al mismo tiempo ponemos a hervir una olla con agua y sal para cocer el arroz.

4

Ponemos a hervir el arroz, elegimos un arroz de grano largo común que necesita de entre 10 minutosde cocción. Si optáis por un arroz Basmati o Jazmín comprobad el tiempo de cocción que probablemente sea algo superior.

5

Cuando el pollo esté dorado le añadimos las 3 cucharadas de curry Madrás espolvoreándolas sobre el pollo, removemos durante 2 minutos.

6

Abrimos la lata de leche de coco y le añadimos la cucharadita de azúcar. La removemos y echamos sobre el pollo. Bajamos el fuego y removemos cuidadosamente para que los sabores de las especias, la cebolla y el pollo liguen con la leche de coco.

7

Apartamos el curry y cuando el arroz esté cocido lo pasamos brevemente por el grifo para retirar el almidón y parar el proceso de cocción.
La receta estaría terminada, lo presentamos sirviendo el arroz a modo de guarnición con el curry a un lado.
Sugerencia: queda también muy rico añadiéndole además del pollo alguna fruta deshidratada como piña, láminas de coco o uvas pasas justo cuando le añadimos las especias al pollo. Aconsejo hidratarlas previamente sumergiéndolas en agua tibia durante unos veinte minutos antes de su uso. El curry quedará más dulce y colorido.

Pollo al curry