AnaAutorAna
RatingDificultadPrincipiante

Es el pisto de verduras una receta 100% mediterránea y vegetal que podemos consumir durante todo el año y que aporta muchos beneficios para la salud porque es nutricionalmente muy equilibrada: vitaminas y minerales, importantes cantidades de fibra, y antioxidantes. Y por supuesto es muy sencilla de elaborar ya que la receta se puede adaptar a lo que tengáis en vuestra despensa o al gusto del consumidor. No tiene desperdicio.

 Es un plato muy versátil que podemos tomar en frío y en caliente, como entrante y como guarnición de arroces, huevos, pasta, atún o bacalao…etc. Se puede preparar y guardar en el frigorífico e irlo gastando pues aguanta bien dos o tres días. Para conseguir el mejor sabor se debe cocinar a fuego medio-bajo hasta que todas las verduras se hagan bien y queden tiernas. Por ello hay que comenzar con las más duras al principio pues necesitan más cocción para luego a continuación, agregar las que requieren menos tiempo. No tiene secreto, tan solo un poco de paciencia y disfrutareis de un plato delicioso al tiempo que complementáis las raciones de fruta y verdura diaria recomendadas.

 

Productos4 Servings
Tiempo de preparación10 minsTiempo de cocción30 minsTiempo Total40 mins
Ingredientes
1

Primero lavamos las verduras bajo el grifo ya que las emplearemos con su piel para aprovechar sus propiedades antioxidantes al máximo.
Troceamos los pimientos
Echamos el aceite en una sartén u olla baja y cuando esté caliente añadimos las hojas de laurel y el pimiento. Vamos rehogando.

2

Troceamos fina la cebolla e incorporamos junto con el pimiento

3

Troceamos la berenjena y mezclamos junto con el resto de las verduras que ya se están rehogando

4

Cortamos en rodajas el calabacín y lo añadimos a la sartén

5

Luego troceamos los tomates y también los añadimos

6

Desde el momento en que están todos en la olla, rehogamos durante 15 minutos todo junto, removiendo y tapando con una tapa para que el vapor ayude a cocinar la verdura

7

Pasados los quince minutos añadimos el tomate triturado (si lo prefieren menos ácido, añadir una cucharada de azúcar y remover antes de añadir a las verduras, es una buena idea si hay niños). Ahora ya sin tapa pues queremos que se disminuya la cantidad de agua.
Continuamos removiendo y controlando que no se nos quemen las verduras.

8

Añadimos las especias: comino, orégano, sal. Admite bien la pimienta blanca de modo opcional si les gusta. Dejamos a fuego bajo durante otros 10 minutos y vamos removiendo.
Probamos y rectificamos si es necesario de especias, y/o sal hasta que esté a nuestro gusto.
Apartamos del fuego y dejamos enfriar. El sabor del pisto es mucho mejor después de dejarlo reposar y enfriar.
Sugerencias de presentación: Con guarnición de arroz o pasta, con unos huevos fritos, como guarnición de carne o pescado….etc, etc

Ingredientes

Ingredientes

Instrucciones

1

Primero lavamos las verduras bajo el grifo ya que las emplearemos con su piel para aprovechar sus propiedades antioxidantes al máximo.
Troceamos los pimientos
Echamos el aceite en una sartén u olla baja y cuando esté caliente añadimos las hojas de laurel y el pimiento. Vamos rehogando.

2

Troceamos fina la cebolla e incorporamos junto con el pimiento

3

Troceamos la berenjena y mezclamos junto con el resto de las verduras que ya se están rehogando

4

Cortamos en rodajas el calabacín y lo añadimos a la sartén

5

Luego troceamos los tomates y también los añadimos

6

Desde el momento en que están todos en la olla, rehogamos durante 15 minutos todo junto, removiendo y tapando con una tapa para que el vapor ayude a cocinar la verdura

7

Pasados los quince minutos añadimos el tomate triturado (si lo prefieren menos ácido, añadir una cucharada de azúcar y remover antes de añadir a las verduras, es una buena idea si hay niños). Ahora ya sin tapa pues queremos que se disminuya la cantidad de agua.
Continuamos removiendo y controlando que no se nos quemen las verduras.

8

Añadimos las especias: comino, orégano, sal. Admite bien la pimienta blanca de modo opcional si les gusta. Dejamos a fuego bajo durante otros 10 minutos y vamos removiendo.
Probamos y rectificamos si es necesario de especias, y/o sal hasta que esté a nuestro gusto.
Apartamos del fuego y dejamos enfriar. El sabor del pisto es mucho mejor después de dejarlo reposar y enfriar.
Sugerencias de presentación: Con guarnición de arroz o pasta, con unos huevos fritos, como guarnición de carne o pescado….etc, etc

Pisto de verduras