CheloAutorChelo
RatingDificultadPrincipiante

Esta delicia de la gastronomía de Oriente próximo es un auténtico tesoro, tanto para nuestra salud, como para nuestro paladar.

Productos4 Servings
Tiempo de preparación15 minsTiempo Total15 mins
Ingredientes
1

Si optáis por el garbanzo cocido, lavar con abundante agua y escurrir. Si lo cocéis vosotros mismos considerad que necesitaríais 300 gramos de garbanzos en seco.
Mezclamos en la batidora todos los ingredientes: los garbanzos, el diente de ajo pelado, la sal, la tahina, el zumo de limón, la sal, el aceite de oliva virgen, el agua y el comino.

2

Trituramos con la batidora hasta que tengamos una mezcla que se asemeja a un puré de consistencia cremosa, si quedara muy denso, añadir un chorrito de agua fresca. Cuidado de no aguarlo, es mejor añadir pequeñas cantidades hasta conseguir la textura deseada.

3

Volcamos en un bol y rociamos con unos hilitos de aceite de oliva virgen sobre el humus.
Espolvoreamos un poco de pimentón dulce sobre el aceite.
Añadimos un poquito de perejil fresco muy picado.

4

Por último, tostamos pan de pita y cortamos en tiras para acompañar al hummus.
Sugerencia: este platillo también se puede servir acompañados de bastoncitos vegetales en crudo de zanahoria, tallos de apio o refrescante pepino. Las cantidades antes señaladas se pueden adaptar al gusto personal de cada uno.

Ingredientes

Ingredientes

Instrucciones

1

Si optáis por el garbanzo cocido, lavar con abundante agua y escurrir. Si lo cocéis vosotros mismos considerad que necesitaríais 300 gramos de garbanzos en seco.
Mezclamos en la batidora todos los ingredientes: los garbanzos, el diente de ajo pelado, la sal, la tahina, el zumo de limón, la sal, el aceite de oliva virgen, el agua y el comino.

2

Trituramos con la batidora hasta que tengamos una mezcla que se asemeja a un puré de consistencia cremosa, si quedara muy denso, añadir un chorrito de agua fresca. Cuidado de no aguarlo, es mejor añadir pequeñas cantidades hasta conseguir la textura deseada.

3

Volcamos en un bol y rociamos con unos hilitos de aceite de oliva virgen sobre el humus.
Espolvoreamos un poco de pimentón dulce sobre el aceite.
Añadimos un poquito de perejil fresco muy picado.

4

Por último, tostamos pan de pita y cortamos en tiras para acompañar al hummus.
Sugerencia: este platillo también se puede servir acompañados de bastoncitos vegetales en crudo de zanahoria, tallos de apio o refrescante pepino. Las cantidades antes señaladas se pueden adaptar al gusto personal de cada uno.

Hummus tradicional